El 10 % de pacientes con enfermedades mentales consumen drogas

La Procuraduría General presentó este martes un estudio en el que reveló que más del 10 por ciento de los pacientes afectados en su salud mental tienen problemas de consumo de sustancias psicoactivas.

El organismo también alertó que el consumo inicia a edades cada vez más tempranas, incluso en niños de entre 8 y 12 años.

El Estudio de la Procuraduría, ‘Evaluación y perspectivas de la política pública frente a la salud mental y, en particular, de atención al consumo de sustancias psicoactivas en Colombia’, fue presentado este martes por el Procurador General Alejandro Ordóñez.

“Cada día se evidencian casos lamentables de escolares y de personas institucionalizadas víctimas de este grave flagelo, lo cual constituye un problema de salud pública”, indicó el procurador Ordóñez.

Ordóñez hizo énfasis en el consumo de drogas asociado a espectáculos públicos y deportivos, lesiones personales y homicidios bajo el efecto de estupefacientes, ingreso de adolescentes a los servicios de urgencias por sobredosis, y ausentismo laboral, accidentes de trabajo, deserción escolar y universitaria por razones asociadas al consumo de sustancias psicoactivas.

“Estas son situaciones que los colombianos perciben, pero que es necesario medir, tener clara la dimensión de la problemática para saber cómo enfrentarla”, afirmó.

Ordóñez también se refirió a la frontera entre el consumo recreativo de drogas y la adicción y afirmó que “los promotores de la legalización de las drogas olvidan que la mayoría de adictos comenzó el consumo recreativamente”.

También dijo que hay una “apología al consumo”, pues desde diferentes sectores están “insistiendo en la supuesta inofensividad de las drogas, minimizando sus efectos sobre la conducta o apelando al derecho a la autodeterminación”.

Ordóñez también fue enfático en que las instituciones deben orientarse a “erradicar el cultivo y la comercialización de estas sustancias y a prevenir el consumo”. Reiteró que para la prevención se deben fortalecer las células familiares y brindar apoyo para la recuperación de los jóvenes con adicciones.

La Procuraduría señaló que, según la normatividad actual, los pacientes afectados por el consumo de estas sustancias no son considerados por las EPS como pacientes con problemas de salud mental. También dijo que el Plan Obligatorio de Salud (POS) presenta ambigüedades que facilitan la negación de servicios a personas con patologías por consumos de drogas.

La procuradora delegada para Asuntos del Trabajo y la Seguridad Social, Diana Margarita Ojeda Visbal, destacó la importancia de considerar a las personas afectadas por el consumo de sustancias psicoactivas como pacientes y sujetos de derechos, y no como delincuentes.

Deja una Respuesta